facebook twitter impresora

Lo que debes saber sobre la dirección de los vehículos y sus fallos

En primera instancia, debes saber que la dirección es el conjunto de mecanismos mediante los cuales pueden orientarse las ruedas directrices de un vehículo a voluntad del conductor y consta de una serie de elementos que detallamos a continuación:
Mimbreo dirección
  • Volante
  • Soporte de la dirección
  • Eje de la dirección
  • Crucetas del árbol de la dirección
  • Cremallera de la dirección
  • Bieletas de mando
  • Trapecios
  • Ruedas Soporte de suspensión
Cada elemento por separado es importante para el correcto funcionamiento de la dirección y en su conjunto tenemos todo el sistema que, si está en buen estado, no tiene que darnos problemas a la hora de conducir nuestro vehículo.

Sin embargo, si notamos que nuestra dirección tiembla o mimbrea, debemos prestar atención ya que es importante que ésta funcione correctamente.

Pasemos a detallar algunos defectos y la consecuencia de que funcione mal alguno de estos elementos

¿Qué causa el mimbreo de la dirección?


Un mimbreo o temblor en la dirección puede ser causa de varias cosas, pero el más habitual es que las ruedas estén mal equilibradas por cualquier motivo, como por ejemplo, la pérdida de un “plomo” de la llanta. Cuando una llanta pierde plomo, no gira perfectamente provocando un pequeño temblor.

Otra posibilidad es que tengamos la propia llanta algo deformada e incluso que la banda de rodadura del neumático se encuentre en mal estado.

¿Cuál es la solución si el mimbreo es causado por culpa de las llantas?


En esta ocasión la solución no es cara ya que, simplemente, se ha de acudir al taller a realizar un equilibrado de los neumáticos y verificar su estado ya que si están mal hay que proceder a su sustitución.

Normalmente notamos la vibración a partir de 90 km/h y se acentúa a medida que aumentamos la velocidad como regla general.
Hay que darse cuenta de que dicho mimbreo proviene del contacto que tienen las ruedas en la conducción transmitiéndose hasta el punto final que es el volante, por lo que si llegamos a notar algo en el volante quiere decir que algún elemento de los anteriormente mencionados no funciona correctamente.

Si hablamos de abaratar la reparación podemos acudir a nuestro desguace de confianza y podemos sustituir los elementos que estén mal por recambios procedentes de desguace ya que lo importante es que el sistema funcione correctamente y no de problemas.

Otros motivos de la vibración del volante


La vibración del volante también puede deberse a que ¡el sistema de soportes de la dirección esté dañado. Estos soportes pueden ser los trapecios o la propia cremallera de dirección, pero son vibraciones algo diferentes aunque igual de molestas.

En este tipo de fallos, nos daremos cuenta o lo notaremos más cuando realizamos algún giro en la conducción y a no muy alta velocidad.

¿Qué hacer?


Lo ideal es acudir a su mecánico de confianza para que realice las comprobaciones pertinentes de todo el sistema de dirección ya que es importante que todo esté correcto.
Dependiendo de la avería y del modelo del vehículo, la reparación de cualquier elemento de la dirección es costosa aunque como son piezas que el mayor problema son los sinemblocks (soportes de caucho) , se podría acudir al cambio de dichas piezas de segunda mano para que el coste de la reparación baje y con el consiguiente cambio de los sinemblocks si procede.

Por último, desde Desguacesvehiculos.es recomendamos las revisiones periódicas de todos los elementos que integran la dirección ya que una mecánica de prevención es mejor que una mecánica de última hora.

Volver a la sección de mecánica

 
 


¡Déjanos tu comentario!


¿Tu coche no tiene arreglo? Infórmate de los servicios de la Central de Desguaces.